HAZ AMISTAD CON TUS AGOBIOS ¡ANALÍZALOS DE CERCA!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Analiza tus agobios

A menudo llegan a mí personas que se sienten deprimidas, sin motivación, sin el impulso necesario para hacer nada en la vida, con pensamientos negativos recurrentes y aburridas de una rutina diaria que las sume en un tío vivo emocional del que no saben salir.

Los motivos por los que te puedes encontrar baja de ánimos son muchos y variados:

  • No hago nada interesante en mi vida, todo es siempre rutinario: de casa al trabajo, cuidar de los niños, hacer tareas de casa, etc…
  • Estoy constantemente triste y lloro con frecuencia.
  • No consigo superar la pérdida de un ser querido.
  • No consigo alcanzar ninguno de los objetivos que me propongo.
  • No tengo fuerza de voluntad para ser constante con algo (con la dieta o el deporte).
  • Me da pereza salir de casa.
  • No se me ocurre nada mejor que hacer que estar en el sofá sentada haciendo zapping.
  • Me gustaría leerme ese libro que tengo encima de la mesa, pero nunca encuentro tiempo.
  • Cuando estoy en casa sin hacer nada, ataco la nevera constantemente.
  • Me paso el día entero en pijama.
  • No me gusta mi cuerpo, me siento incómoda.
  • No me cabe la ropa que tengo en el armario.
  • Me veo fea y gorda.
  • No soy capaz de…
  • No me merezco…

Podría seguir con muchas cosas más pero si te has reconocido en alguna de estas situaciones, te recomiendo que cojas papel y lápiz y realices el siguiente ejercicio:

  1. En una columna apunta todas las cosas que te agobian actualmente y que te gustaría cambiar.
  2. En otra columna apunta lo que esos agobios te impiden hacer.

Si has sido capaz de sentarte a hacer este pequeño ejercicio ¡ENHORABUENA! Ya has dado el primer paso (y muy importante) hacia la recuperación del bienestar en tu vida. Y si no lo has hecho, no pasa absolutamente nada. Cuando estés preparada para hacerlo iras corriendo a buscar el boli.

No te preocupes si te parece que la primera lista tiene demasiadas cosas, vas por el buen camino porque seguramente nunca te habías parado a plasmar por escrito todo eso que no te gusta y verlo todo junto y de golpe sé que asusta bastante, así que deja de pensar eso de “madre mía, estoy fatal… sabía que estaba mal pero no creía que fuera para tanto…”

Ahora intenta agrupar lo que has escrito en la 1ª columna, en varios grupos de cosas parecidas o que estén relacionadas (1 o 2 grupos puede que sean suficientes aunque a veces hay algún tema que está totalmente desvinculado de los demás, así que ese puedes dejarlo solo). Por ejemplo: “mi ropa me queda pequeña, debería adelgazar, no me gusta mi cuerpo…” o… “no me motiva mi trabajo, no me gusta mi jefe, pierdo mucho tiempo en el transporte público…” o… “no hago nada interesante con nadie, mis amigas no me llaman, cada uno tiene su vida y no tienen tiempo para verme…”

Con cada uno de esos grupos, analiza qué pasaría si consiguieras eliminar solamente un motivo de ellos. Y qué pasaría si vuelves a escribir en “positivo” eso que has escrito en “negativo”… ¿Hay algún cambio en el resto del grupo? ¿Desaparecen de un plumazo el resto de elementos, cuando eliminas simplemente uno de ellos o lo enuncias en positivo? ¡Te sorprenderás de ver que a menudo es así!

Con frecuencia se crea un efecto dominó en el que por motivo de un agobio, tenemos el siguiente llamando a la puerta… Parecen buitres que están haciendo una cola de espera, ¡que pesados! Por lo tanto, cuando eliminas uno de ellos o lo reformulas de otra manera (o lo miras con otras gafas…) los demás desaparecen por sí mismos.

Repite lo mismo con cada grupo: encuentra un motivo que haga desaparecer a los demás del mismo grupo. Si no encuentras ninguno para eliminar, prueba a agrupar los motivos de otra forma, hasta que tenga sentido para ti.

Ahora piensa en cuál de esos motivos te resultaría más fácil de gestionar. Y a continuación pregúntate: “¿qué es lo que está en mis manos para que una pequeña acción consiga que ese agobio se transforme en algo más agradable para mí?”

Muchas veces nos pasa que no tenemos ningún objetivo a la vista, por lo que creemos que no hay nada por lo que luchar, pero esto no es así exactamente. Lo que suele pasar es que estamos tan bloqueados que perdemos de vista aquello que queremos conseguir y como lo vemos tan lejos, nos desmotivamos más aún y dejamos de luchar por ello. De esto hablaremos en un próximo artículo.

Para ir acabando, te diré que cada pequeño paso que des conscientemente para cambiar ese motivo que te hace estar de bajón, supondrá un gran chute de adrenalina en tu organismo y eso hará que te sientas triunfante y mucho mejor contigo misma.

¿Qué pasaría si llamaras tú a tus amigas? ¿Qué pasaría si pudieras ponerte toda esa ropa que te encanta y que tienes muerta de risa en el armario? ¿Qué pasaría si vieras tu trabajo desde otro punto de vista? Seguramente no te habrás planteado estas preguntas de esta nueva forma… ¿A que te dan respuestas diferentes? ¡¡¡¡Sorpresaaaaaa!!!!

Como punto final, te voy a poner deberes (si tú quieres) para que cuando te vayas a la cama los hagas mentalmente, o los escribas en un papel, lo que tú prefieras: cada día por la noche, repasa las cosas que has hecho durante el día y felicítate por 3 cosas que te han salido bien durante ese día. Pueden ser cosas tan simples como que te ha sonado el despertador y has llegado a tu hora al trabajo, a la clase de gimnasia o a llevar al niño al cole.

Verás que si cada día repasas y te felicitas a ti misma por 3 eventos positivos que te hayan ocurrido, la motivación de seguir haciendo ese repaso diario hará que quieras dar un paso más y hacer algo más interesante para poder sentirte más satisfecha de haber hecho algo extra. Eso subirá tu autoestima y te hará sentirte mejor progresivamente. ¡Pruébalo, agradecerás el resultado en tan solo unos pocos días!

Me encantará que me cuentes tus progresos y cuáles son las cosas por las que te felicitas cada día. Y si estos pequeños ejercicios te han sido de utilidad te animo a compartirlos con tus redes sociales. ¡Compartir es vida!

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>