LAS ETAPAS DEL DUELO

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

etapas del duelo, fases del duelo

 

La pérdida de un ser querido es siempre muy difícil de sobrellevar, sobre todo en los casos en los que el ser querido sea un bebé o un niño. En estos casos el dolor por la desaparición del pequeño y el desasosiego que nos produce la falta de entendimiento de las razones por las que esta pequeña vida ha tenido que extinguirse tan rápido, suelen ser las causantes de que nos cueste más tiempo reponernos ante tan fatal evento.

Y es que los que nos quedamos aquí tenemos que seguir adelante con nuestras vidas y para ello cada uno de nosotros pasaremos un proceso interno de DUELO, que será diferente para cada individuo, dependiendo de múltiples factores como son las experiencias vividas con anterioridad, el nivel de crecimiento personal y evolutivo y el apoyo con el que contemos a nuestro alrededor.

Hay muchas otras ocasiones durante nuestra vida en las que las pasamos por experiencias traumáticas que también necesitan un proceso interno de duelo para ser superadas: enfermedades graves, separaciones o divorcios, pérdidas de trabajo, etc…. Y otras no tan traumáticas que nos hacen pasar exactamente por el mismo proceso (distanciarnos de una amiga, desapegarnos de una relación de corta duración, la pérdida de algo material que era importante para nosotros…). Pero hoy quería dedicarle este artículo a la pérdida de nuestros seres queridos.

El proceso interno para superar cualquier tipo de pérdida generalmente funciona de la misma forma y consta de 5 etapas (el orden no tiene por qué ser estrictamente el que te muestro a continuación):

1.- ETAPA DE LA NEGACIÓN

Lo primero que pensamos cuando nos sobreviene la muerte de un ser querido o cuando sufrimos una pérdida irreparable es “no puede ser”, “esto no está pasando”, “estoy bien”. Entramos en estado de shock y lo primero que hacemos es negarlo, nos cerramos en banda y pensamos que lo que está ocurriendo es simplemente una horrible pesadilla, pero al día siguiente nos levantamos y la pesadilla continúa.

La negación es uno de nuestros mecanismos de defensa temporal para amortiguar el efecto del primer impacto y para darnos tiempo de asimilar y adaptarnos al hecho de que nuestro ser querido ya no formará parte de nuestro futuro.

2.- ETAPA DE LA IRA

Una vez que ya no podemos negar por más tiempo la realidad de los hechos, nos sobrevienen un millón de preguntas: “¿por qué a mí?”, “¿por qué ahora?”, “¡no es justo!”. El dolor, el resentimiento, la ira y la envidia por los que se quedan y gozan de buena salud es tan grande que lo único que nos va a liberar de ese sentimiento es expresarlo.

En esta etapa, es muy importante que liberemos toda la ira, odio y rencor que llevamos dentro y lo podemos hacer a través de caminar, correr, saltar, gritar, golpear la almohada o dar puñetazos al aire.

Una vez liberada la ira, es recomendable hacer algún ejercicio de relajación, meditación, yoga o similar, para volver a tomar contacto con nosotros mismos y darnos cuenta que lo que ha sucedido no estaba en nuestras manos, sino en las manos de una fuerza o voluntad superior a nosotros mismos, sobre la cual no tenemos ningún tipo de control en ningún momento.

3.- ETAPA DE LA NEGOCIACIÓN

En el caso de pérdidas irreparables, cuando ya hemos liberado toda la ira y nos vamos calmando, comenzamos a analizar lo sucedido y nos entran preguntas como: “¿y si hubiera hecho esto de otra forma…?”, “¿qué hubiera pasado si…?”.

En el caso de enfermedades graves o pérdidas aparentemente “reparables” (es decir, antes de la pérdida), la etapa de la negociación tiene la variante de ofrecer un intercambio con algún tipo de poder superior, para alargar el tiempo de vida a cambio de una nueva conducta: “si me pongo bien haré…”, “por favor que pueda vivir hasta que…”

4.- ETAPA DE LA DEPRESIÓN

Pasadas las etapas de la negación, la ira y la negociación, llega la etapa de la depresión. En este momento nos encontramos vacíos, tristes, cansados y angustiados, queremos estar solos, lloramos con frecuencia, tenemos dificultades para conciliar el sueño, perdemos o ganamos apetito, etc… Y también nos podemos sentir culpables o arrepentidos.

Esta depresión es totalmente normal y es parte del proceso de duelo, por lo tanto no debemos asustarnos, pero si la depresión se vuelve muy profunda y se alarga en el tiempo, es recomendable pedir ayuda externa a un profesional que nos pueda ayudar a salir de ella.

5.- ETAPA DE LA ACEPTACIÓN

Finalmente, una vez que ya nos hemos dado cuenta de que nuestro ser querido no volverá a estar con nosotros, solo nos queda aceptar la realidad. Eso no significa que no nos sintamos nostálgicos y que dejemos de pensar en ellos, pero sí tenemos que tener muy claro que volveremos paulatinamente a recuperar las riendas de nuestra propia vida.

Los procesos de duelo son diferentes para cada persona y no todo el mundo pasa por todas y cada una de las etapas mencionadas anteriormente. Algunas etapas se dan en simultáneo y unas personas tardan más que otras en pasar por todo el proceso completo.

Cuando todavía no vemos la luz y no conseguimos aceptar la pérdida de nuestro ser querido, eso significa que todavía estamos lidiando con alguna de las etapas anteriores. No te preocupes y no quieras acelerar el proceso. Lo único de lo que no debemos olvidarnos nunca es que el estado final de aceptación siempre llega y entonces es cuando podemos encontrar la paz y reconciliarnos con esa dolorosa pérdida.

Y tu ¿has perdido a algún ser querido? Cuéntame cómo lo viviste y si te reconoces en este proceso. Si alguno de tus familiares o amigos se encuentra en estas circunstancias, no dudes en compartir este artículo con ellos y en tus redes sociales y no olvidéis que siempre podéis contar con mi apoyo. A veces desconocemos los procesos internos por los que tenemos que pasar y leer y hablar sobre ello nos puede ayudar a tranquilizarnos y a no agobiarnos por pensar que no se nos pasa el dolor que produce la pérdida de un ser querido. ¡Compartir es vida!

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>