¿PRESTAS ATENCIÓN A TU VIDA? “MINDFULNESS-IANDO”

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Atención Plena

 

Hoy te quiero hablar sobre “mindfulness”, esa palabra inglesa que hace referencia a una práctica concreta que aunque existe desde hace tiempo, parece que se está poniendo más moda en los últimos tiempos: la “atención plena”.

Cuantas veces no te ha pasado que vas conduciendo y te pasas de largo el cruce por el que deberías de haberte desviado, o que vas por un pasillo del súper y ya no sabes qué ibas a buscar, o que llevas al perro en el asiento trasero del coche y está tan calladito que hasta se te olvida que va contigo. ¡A mí me han pasado cosas parecidas a estas un montón de veces!

Prestar atención a las cosas que hacemos, nos ayuda a aumentar nuestra capacidad de concentración, pero hay que tener claro que no es exactamente lo mismo estar concentrado que prestar atención.

La concentración te ayuda a que centres la atención en una cosa concreta, o en otra, ayudándote así a tomar las riendas de aquello que está pasando por tu mente.

La atención plena, va más allá de la concentración, ya que es un estado de conciencia. Es el momento preciso en el que tu mente está totalmente presente y puedes mantenerla así por algo más que unos pocos segundos seguidos.

El mindfulness es muy útil para liberarte de ese molesto estrés diario que sufres por la falta de tiempo para hacer todas las cosas que te gustaría hacer. Pero para practicarlo, necesitas encontrar un momento en el que poder hacerlo. ¡¡¡Aggghhhhh, no tengo tiempo!!! Tranquila, no sufras antes de tiempo, seguro que encuentras el momento de hacerlo.

Aquí te propongo unos sencillos ejercicios de introducción a esta maravillosa práctica, que te ayudarán a ir haciéndote amiga del mindfulness y empezarás a notar sus efectos de forma inmediata. Puedes hacerlos mientras conduces, mientras vas en transporte público, mientras estás desayunando, mientras esperas a alguien para tomar un café o simplemente si te sobran unos minutos y no sabes cómo aprovecharlos de otra manera que no sea mirar tu móvil para ver si has recibido algún nuevo mensaje.

Te recuerdo que se tardan 21 días en integrar completamente un hábito nuevo en tu vida, así que ten paciencia y practica un poquito cada día. Si no lo consigues, no pasa nada, es cuestión de que te apetezca poner en práctica una beneficiosa herramienta que te ayudará a recuperar o a mantener una vida saludable y equilibrada.

¡Aquí van los ejercicios!

EJERCICIO 1 – SOLO UN MINUTO (atención plena 1)

Este es un ejercicio muy sencillo. No tienes que hacer absolutamente nada, solo respirar (cosa que ya haces automáticamente), pero esta vez voy a pedirte que te concentres en tu respiración.

Con los ojos abiertos, te propongo que respires desde el vientre y no desde el pecho. Tomas una inspiración profunda por la nariz y espiras por la boca. Si puedes, intenta sentir la entrada de aire por la nariz, como la sientes ¿fría o caliente? ¿está húmedo? ¿hasta dónde notas la entrada, hasta la garganta, o más abajo? Y cuando espiras ¿qué sientes? Préstale toda tu atención a esto.

Escucha también el sonido de tu respiración y siente su ritmo ¿es rápido? ¿es lento?… Simplemente haz esto durante 1 minuto seguido.

Estate preparada para una posible invasión de pensamientos mientras haces esto “vaya chorrada”, “pero qué estoy haciendo”, “tengo mejores cosas que hacer que esto”…. Y vuelve a traer tu mente a la respiración.

Este ejercicio es la base del mindfulness y te ayudará a centrar tu mente, a conseguir claridad y paz. Repítelo durante el día tantas veces como te apetezca.

EJERCICIO 2 – CUANDO TE LAVES LAS MANOS (atención plena 2)

Lavarnos las manos es algo que hacemos a menudo y de forma totalmente automática. Como mucho sentimos la temperatura del agua, pero poco más.

En este ejercicio te propongo que prestes plena atención a la caída del agua en tus manos, al sonido que hace cuando está corriendo y cuando llega al lavabo, a la sensación del jabón con el roce de cada parte de tus manos, etc…

Prestar atención a lo que estás haciendo, hace que te sientas totalmente despierto.

EJERCICIO 3 – ¿TE HABIAS FIJADO EN ESTO? (observación consciente)

Elije un objeto que tengas a tu alcance. Puede ser cualquier cosa, una taza, un bolígrafo, un anillo, un cuadro…

Ahora deja que absorba toda tu atención, utilizando tus 5 sentido: cógelo, siente su peso, su temperatura, su textura, observa sus colores y de cuantas partes distintas se compone el objeto, acércalo a tu oído y escúchalo ¿emite algún sonido?… ahora acércalo a tus labios y fíjate en qué sientes.

Con este ejercicio ayudarás a tu mente a liberarse de los pensamientos y a centrarse exclusivamente en el momento presente.

EJERCICIO 4 – VAMOS A RESPIRAR UN POQUITO (respiración consciente)

Esta es una variación del ejercicio 1. Ahora te voy a pedir que respires, pero contando de 1 a 10 y cada vez que te asalte un pensamiento, tienes que volver a empezar desde el uno.

Más o menos así: “uno… dos… ¿seré capaz de llegar al 10?, ups! ¡Pensamiento!” – “uno… dos… tres… cuatro… que no se me olvide hacer… ¡eso es otro pensamiento! Vuelta a empezar” – “uno… dos… tres… cuatro… cinco… seis… ¡parece que ya lo estoy pillando! Ahhhgggg, ¡otra vez! Venga, a empezar de nuevo….”

Yo lo practico a menudo cuando voy en transporte público.

Si ya conoces el mindfulness y has notado los beneficios de su práctica, te animo a que los compartas en este espacio. Sabes que me encanta leerte y que tus comentarios siempre pueden ayudar a alguien más.

Y si te han parecido interesantes los ejercicios que te indico aquí, no dudes en compartir este artículo con tus redes sociales y con todos tus seres queridos. ¡Compartir es vida!

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>