TÉCNICA METAMÓRFICA

 

La Técnica Metamórfica, consiste en unos suaves pases en zonas concretas de tu cabeza, manos y pies, que tiene como finalidad, liberar los bloqueos energéticos creados durante el período de gestación.

 

técnica metamórfica, masaje metamórfico, terapia metamórfica

 

Durante los 9 meses de gestación en el seno materno, es cuando se establecen las estructuras de todos nuestros cuerpos: físico mental, emocional y espiritual.

Nuestra vida después de nacer, tiene sus raíces en el período prenatal: nuestra vida antes de nacer.

Y son precisamente éstas estructuras, las que tienen que ser liberadas y transformadas, para poder disfrutar de una vida PLENA.

La Técnica Metamórfica trabaja todos nuestros cuerpos: físico, mental, emocional y espiritual, por lo que los beneficios, se consiguen en todos los niveles de nuestra vida.

Conseguimos que la energía vital fluya, y se produzca la “metamorfosis” o “transformación” necesaria, para cambiar nuestra SALUD y la forma de ver y sentir la vida.

En esta terapia, la energía vital de la persona es libre de hacer lo que sea requerido. La persona es llamada a ser su propio sanador. No somos conscientes del cambio porque proviene de nuestro interior. Nosotros somos el cambio.

La Técnica Metamórfica no tiene contraindicaciones de ningún tipo.

La Técnica Metamórfica está indicada para todas las edades, y es especialmente recomendable para:

Situaciones difíciles de la vida (separaciones, divorcios, pérdidas de seres queridos, miedos, exámenes, etc….).

– Casos de estrés, depresión, ansiedad, etc…

– Niños.

– Bebés.

Mujeres embarazadas (desde el inicio de la gestación).

– Enfermos terminales, para ayudarles a la aceptación del tránsito que están a punto de emprender (el nacimiento de una nueva realidad).

Entre los muchos beneficios de la Técnica Metamórfica, podemos destacar los siguientes:

Relajación del sistema nervioso.

Eliminación de los bloqueos y traumas que incapacitan el desarrollo de todo el potencial de cada individuo.

Eliminación de viejos patrones provocados por los miedos, lo que produce una mejora de la salud física.

Cambios en la conducta a la hora de afrontar los acontecimientos.

– Consecución de una actitud positiva, cambiando así la forma de ver la vida, por lo que todo a nuestro alrededor se transforma.

Además de facilitar desbloqueos físicos, mentales, emocionales y espirituales, también:

– Ejercita la empatía.

Evita la soledad y el aislamiento.

– Nos sitúan plenamente en el Aquí y el Ahora.

– Favorece la comunicación afectiva con nosotros y con el otro.

Potencia la autoestima.

– Potencia la resiliencia.

– Estimula la gratitud.

Despierta la creatividad.

– Fomenta a una actitud pro-activa en la vida.

– Favorece el entrenamiento de respuestas asertivas.

– Devuelve la ilusión, la alegría y el buen humor.

– Brinda reconocimiento y protección a nuestro “niño interior”.

Durante la aplicación de la Técnica Metamórfica, no hay necesidad de realizar una historia clínica, ni se realiza un diagnóstico por parte del terapeuta; no hay necesidad de consultar o volver sobre el pasado o la historia médica de la persona.

El paciente no tiene necesidad de contarle absolutamente nada de su vida privada o conflictos al terapeuta.

¡DESCUBRE LA REFLEXOLOGÍA METAMÓRFICA!

 

 

DESCUBRE NUESTRAS TERAPIAS